Daisy Fuentes. Entre la madurez y la experiencia

Por: Lisbet Fernández-Viña

Cuando hablamos del rotundo éxito que han alcanzado los latinos en Estados Unidos, el nombre de Daisy Fuentes siempre sale a relucir. Por eso cuando llegó el momento de escoger nuestra portada de aniversario, la imagen de esta cubana-americana se impuso ante otras bellezas que fueron consideradas inicialmente.

“Yo creo que cada uno de nosotros tiene cierta responsabilidad en la creación de su propio destino, la imagen que creamos de nosotros mismos determina lo que nos sucede en el futuro”, me comentó una Daisy reluciente refiriéndose a “las vueltas” que le ha dado la vida. En los últimos ocho años esta talentosa mujer ha visto florecer su carrera como empresaria de la mano de la firma Kohls, con la que ha confeccionado una popular línea de ropa que ha llegado a vender más de 800 millones de dólares desde su creación. Y eso no es todo, sabiamente la presentadora de televisión convertida en empresaria ha comenzado a diversificar su imagen, bautizando con su nombre varios perfumes y recientemente una línea para el hogar. “Considero que el hogar es una extensión de nuestro estilo, por eso lo he visto como una progresión natural para mí. Tengo un equipo maravilloso que me ha ayudado a traducir mis colecciones de moda a esta nueva línea de accesorios para la casa,” me contó agregando que le gustaría que su colección siguiera creciendo hasta incluir muebles, pero que no considera este es el momento correcto para hacerlo debido a la situación económica que estamos viviendo. “Por ahora prefiero dedicarme a crear productos más asequibles, más funcionales, que cualquiera pueda adquirir fácilmente”. Y al parecer esta forma de pensar le está dando resultados, ya que todo lo que saca al mercado se convierte rápidamente en hit entre sus seguidores. Fue así como a mediados de este año lanzó su sexta fragancia “Mysterio”, un sofisticado perfume con notas orientales. “En este campo he tenido la dicha de trabajar con las mejores ‘narices’ del mundo”, me contó entusiasmada. “Disfruto muchísimo el proceso creativo, de principio a fin, lo considero muy personal”. Según cuenta Daisy todo este éxito llegó a sus manos “como por casualidad” ya que nunca se imaginó que este proyecto se convirtiera en el eje de su carrera. “Cuando se me presentó la oportunidad de hacer una línea de ropa para Kohl’s pensé que esto sería un hobby para mí. Poco sabía yo que este pequeño hobby se convertiría en un negocio tan grande frente a mis ojos, tan rápido como sucedió”.

Hoy por hoy, aunque los compromisos empresariales continúan en aumento, Daisy asegura que su prioridad es otra: dedicarse tiempo a sí misma. “En este momento existen otras cosas que son más importantes para mí. En los últimos 25 años he estado entregándole todas mis energías a mi carrera y a mi negocio, al punto de que he tenido que sacrificar cosas personales para lograrlo. Ahora siento que necesito buscar un balance. Aunque amo mi trabajo y lo que hago, realmente quiero disfrutar de la vida y todo lo que ella pueda ofrecerme”. Y es que coincidentemente, este mes de noviembre la talentosa empresaria estará celebrando su cumpleaños número 45, un momento clave que está sirviendo como motor propulsor de cambio. “Siento que estoy entrando en otra etapa, no me preocupan las arrugas pero si me preocupa lo que va a suceder conmigo en esta nueva fase. Definitivamente siento que voy en una nueva dirección y con un nuevo punto de vista”. Conversamos un poco sobre el proceso de envejecimiento y me asegura que no le gusta ocultar su edad e inclusive considera ridículo tratar de aparentar algo que ya no es. “La edad es simplemente un número, no creo que vale la pena alterarlo sólo para pretender”, y hablando sobre su experiencia personal aseguró: “Físicamente me siento más fuerte que nunca, más saludable que nunca. No me limito con nada, no recuerdo la última vez que hice una dieta, ni la última vez que rechacé una copa de vino cuando tenía ganas de tomarlo”, agregó.

Afortunadamente Daisy ha dejado plasmado en un libro su espontánea forma de ver la vida, en el que incluye el envejecer, como uno de los temas. El año pasado Atria Books publicó “Unforgettable You”, un interesante ensayo que explora el arte de ser bella, por dentro y por fuera, a cualquier edad. “El libro busca ayudar a las lectoras a lograr una mejor versión de sí mismas, basadas en mis 25 años de experiencia. En el pasado he conocido a mujeres físicamente bellas que cuando abren la boca se convierten en personas muy feas. Siempre me ha sorprendido la muchacha que entra a un salón y recibe la atención de todos, muchas veces no se trata de la mujer más linda, ni la mejor vestida, o la más famosa”, añadió Daisy explicando que el libro también cubre temas como la sexualidad y el autoestima. Además de continuar con la promoción del libro, Daisy le está dedicando parte de su tiempo a un pilot para la televisión, que espera sea transmitido por Lifetime. “Se trata de un programa estilo talk-show pero no puedo dar muchos detalles sobre el proyecto hasta que todo no esté concreto. Lo importante es que he disfrutado muchísimo el proceso de producción”. Según me explica, las ofertas de televisión que lleva recibiendo hace varios años no se acoplan con el tipo de imagen que ella busca proyectar, por eso ha decidido mantenerse al margen. “La televisión ha cambiado mucho, si yo no tuviera la línea de ropa estoy segura que pudiera encontrar un reality show en el que participar, pero si no lo necesito, prefiero evitarlo. La verdad es que disfruto trabajar en la televisión pero hay muchas cosas sobre los shows de reality que me hacen sentir extremadamente incómoda y son un reflejo de la sociedad en que vivimos”. Y es que Daisy por años se ha encargado de destacar la imagen positiva de los latinos y una manera en que ha logrado su cometido es convirtiéndose en vocera de prestigiosas instituciones benéficas como es el caso del St. Jude Children’s Research Hospital al cual apoya. “Conocer a los niños del St. Jude me cambió la vida. Cuando visité el hospital entendí que necesitaba utilizar mi fama para dejarle saber a todo el mundo que esta bella misión existe y que necesitan de ayuda. A partir de ese momento esto se convirtió en mi misión”. Este tipo de acciones, (y no solamente sus palabras) me confirman lo que ya sabemos: Daisy es bella por dentro y por fuera.

Conversamos sobre su vida “detrás de las cámaras” e inmediatamente Daisy menciona a su madre y su hermana, con las que, aunque viven en Miami, mantiene una estrecha relación. “Veo a mi familia muy a menudo, tengo una abuelita de 92 años en Miami y otra de 87 años en España. También disfruto muchísimo compartiendo con mi hermana, su esposo y mis dos sobrinos. Cada vez que podemos nos vamos de vacaciones juntos, es algo fenomenal”. Ya que entramos en el tema de la familia, y haciendo alusión a los rumores que ha diseminado la prensa amarillista en los últimos meses de su relación con Luis Miguel y un posible embarazo, aprovecho para preguntarle si quiere ser madre: “Tener hijos siempre fue algo que pensé iba a suceder naturalmente, pero nunca me enfoqué en ello, nunca fue una prioridad para mí y ahora que cumplo 45 años, menos aún”. Trato de indagar más sobre su relación sentimental con “el Sol de México” y me responde que no le interesa hablar de su vida personal pero a modo de reflexión final añade: “Creo que nos ponemos mucha presión pensando que si no buscamos la perfección, que si no llegamos a la cima en nuestra vida profesional, no seremos felices. Para mí es más importante ahora concentrarme en mi vida personal, encontrar paz interior y buscar el balance en todo lo que hago”.

Fuente: Selecta Magazine